De palabras y violencias : Sobre conflictos, política, derechos humanos....

  Archivos
Mar 11 [4]
Feb 11 [3]
Ene 11 [1]
Dic 10 [1]
Nov 10 [3]
Oct 10 [1]
Mayo 10 [1]
Dic 09 [2]
Oct 09 [2]
Sep 09 [6]


Sindicación
Artículos
Comentarios


General
BlogsPeru

Política
Fernando Tuesta
Gonzalo Gamio
Jacqueline Fowks
Martin Tanaka

 
Inicio | Mi Perfil | Suscríbete al blog
General
Artículos y anotaciones generales
 

"Realpolitik" y desprecio del pluralismo democrático

Enlace permanente 16 de Septiembre, 2009, 9:02

Es lamentable el desempeño público del Ministro de Justicia a propósito de la publicación del libro de Abimael Guzmán ("impulsador de libros prohibidos" le ha llamado Augusto Alvarez Rodrich en La República). Este es uno más de los sucesivos intentos del partido de gobierno por generar una ola de rechazo masivo a quienes considera oponentes, buscando al mismo tiempo concentrar apoyo en torno a las opiniones o las decisiones políticas asumidas por sus representantes.

No caben dudas del rechazo que genera la figura pública de Abimael Guzmán, especialmente entre quienes guardamos viva memoria de los tiempos de terror que él desató. Sin embargo, me pregunto por qué parece tener tan poco éxito el intento del Ministro Pastor de polarizar las opiniones de la población en este tema, así como han servido de bastante poco los lances de otras figuras del gobierno, incluyendo al propio Presidente García,

En mi opinión esta práctica común en la política peruana no goza de gran prestigio por la desconfianza que la población siente respecto de sus autoridades. Así, no se termina de creer en quienes anuncian pruebas contundentes cuando se trata de una denuncia o en quienes amenazan al adversario político, porque las pruebas nunca se presentan y las amenazas tampoco se cumplen. Todo ello redunda en la poca credibilidad de la palabra del político.

¿Por qué, entonces, insistir en una práctica tan poco efectiva? En mi opinión, esto se puede explicar por dos razones. La primera tiene que ver con las características de la real politik, que busca resultados de corto plazo, es decir que se preocupa del quehacer de la coyuntura presente sin darle necesaria importancia a la coherencia de la propia actuación política a lo largo del tiempo. Esta tendencia marca el quehacer del APRA, según un interesante análisis histórico presentado por José Luis Rénique (el ensayo se titula "Buscando nación. Esperanza y fracaso en la historia peruana" y forma parte del libro Perú en el siglo XXI, editado por Luis Pásara). Lamentablemente, el actual partido en el gobierno no es el único en desarrollar estas características.

La segunda razón es más preocupante: me parece que estas expresiones revelan un desprecio práctico por el pluralismo democrático. Obviamente, ninguno de los actores públicos aceptarán públicamente una afirmación como esta. Sin embargo, el pluralismo, tal como lo entiende Norberto Bobbio (El futuro de la democracia, segunda edición, Fondo de Cultura Económica, 2000), implica la posibilidad del disenso, el cual es lícito cuando se mantiene dentro de las reglas de juego establecidas por el sistema democrático. Bobbio afirma que la prueba de fuego de un régimen democrático consiste en la forma de reaccionar ante el disenso. Al plantear la relación con los opositores en una dinámica amigo - enemigo, tal como lo explica Sinesio López, se está peligrosamente optando por prácticas contrarias a la profundización democrática del país. Sin embargo, acaso enceguecidos por la acción de corto plazo, nuestros gobernantes no parecen entender cuán dañinas son estas prácticas y estos discursos para la vida democrática del país.

~ Comentar | Referencias (0)



Blog alojado en ZoomBlog.com

 

 

<<   Junio 2019    
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Categorías
General [1] Sindicar categoría
Conflictos sociales [3] Sindicar categoría
Culturales [3] Sindicar categoría
Derechos humanos [14] Sindicar categoría
Discriminación [1] Sindicar categoría
Política [2] Sindicar categoría